El sábado contamos y pintamos nuestros propios Trincalibros y para los que no pudisteis estar no queremos que dejéis de conocer esta historia…

En Villa Madera les gustan mucho los libros, todas las noches las familias se reúnen para leer y contar  historias pero un  día empiezan a desaparecer todo los libros de la aldea. ¿Quién los estará robando?…¡El Trincalibros! un animalillo diminuto que lo único que quiere es leer y que le cuenten historias, pero ni tiene libros ni tiene con quién leerlos. A la Lena Madera, una liebre de la aldea muy listilla,  se le ocurre un plan y… lo demás lo tendréis que descubrir vosotros leyendo esta historia en la que destaca la amistad, la importancia de compartir, el arrepentimiento y el saber perdonar.

Y después de leer esta historia, que todos los niñ@s a la hora de leer sus cuentos piensen en el Trincalibros, puede que esté escuchándolos en un ladito de su cama 😉

Os enseñamos alguno de los que se pintaron el sábado con las láminas de la historia que  nos facilitó la editorial del libro, Ediciones Maeva.